El arte de amargarse la vida

¿Quién no ha convertido alguna vez los sucesos cotidianos en insoportables y los eventos triviales en desmesurados? Amargarse la vida es muy fácil. Pero desarrollar el arte de amargarse la vida de manera sistemática y consistente demanda cierto aprendizaje, muchas veces inconsciente y otras, de manera consciente.

En principio, todos queremos ser muy felices. Watzlawick nos invita a descubrir las causas por las cuales hacemos de los sucesos ordinarios y frecuentes de la vida enormes montañas repletas de angustia:«Sé fiel a ti mismo», es decir, sólo tu opinión es la correcta.

«No tardarás en descubrir que el mundo va de mal en peor», porque el hecho mismo de que te sugieran algo será motivo de rechazo. «Ver el pasado con un filtro» propiciará que el aspirante a la vida amarga sólo contemple la juventud perdida, edad de oro que se fue para no volver.
La trama de fondo se ancla en la explicación de los juicios que usualmente efectuamos acerca de la conveniencia o disconveniencia de los eventos que ocurren a nuestro alrededor. El libro, anima a ser creadores de nuestra propia felicidad y dejar de construir la desdicha.

Paul Watzlawick, «El arte de amargarse la vida»
Herder. Barcelona| 2001 Year | 137 Pages | 0, 3 Mb | Spanish
Paul Watzlawick (Austria, 1921) estudió filosofía, filología y psicología.

Es miembro fundador del Mental Research Institute de Palo Alto, California.

PW: HungryMind

Advertisements


Αρέσει σε %d bloggers: